Señora siéntese, los full stack no existen

Seguramente has escuchado la expresión “zapatero, a tus zapatos”, pues es un refrán bastante popular que hace referencia a la idea de que cada quien debería hacer aquello que realmente sabe y se considera experto.

Pues bien, en el mundo del desarrollo web actualmente existen dos perfiles muy particulares: front-end y back-end, que afortunadamente fueron muy bien separados de un webmaster, el rol sabelotodo de una página web de antaño que hacia desde el diseño hasta las bases de datos.

Un front-end, se encarga de la vista o la capa de presentación de un sistema o página web. Traduce las artes visuales o mockups generados por un diseñador a código, con sus respectivos eventos o animaciones que éste implique.

A diferencia del back-end, que se encarga de conectar la parte estética con la programación lógica, consumir los servicios, API’s o bases de datos del sistema.

Lamentablemente, esta de moda consolidar ambos perfiles en un ‘full stack’ que desde mi humilde opinión, no es más que repetir los errores de hace años creyendo que una persona puede hacerlo todo, con la intención de ganar más dinero como desarrollador y ahorrar gastos a una empresa.

Sé que muchos piensan lo contrario pero la realidad es otra, es casi imposible creer que un desarrollador full stack puede crear un diseño de interfaz con experiencia de usuario, como pensar que un diseñador puede crear una base de datos relacional ¡no es posible! Es como ir en contra de las leyes de la naturaleza.

Es muy triste ver como circula la publicidad en internet promocionando cursos prometedores que en tres meses te vuelves un desarrollador completo a cambio de los miles de pesos. La clave esta en no caer, nada se aprende de la noche a la mañana. Todo lleva tiempo, y el tiempo es el mejor maestro. De ahi la referencia “zapatero, a tus zapatos”, estoy convencido que ambas disciplinas son muy diferentes y vale la pena respetarlas.

No estoy en contra del perfil, pero quiero hacer referencia a otro refrán “el que mucho abarca poco aprieta” con todo respeto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *